Perfil de los intentos de suicidio en el Servicio de Urgencias de un Hospital
Novedades

Perfil de los intentos de suicidio en el Servicio de Urgencias de un Hospital.

Autor: Juan Carlos Francisco Gallego.

RESUMEN

     Se analizan las tentativas de suicidio (145 casos) atendidas durante el año 1990, en el Servicio de Urgencias de un Hospital General. Destacamos el predominio de mujeres jóvenes quienes como método más frecuente utilizan la ingesta de psicofármacos y son remitidas a su domicilio, grupo resultante mediante análisis de correspondencias, enfrentado al grupo de varones que utiliza métodos cruentos y precisan internamiento hospitalario. El desencadenante más frecuente, cuando se conoce, es el conflicto con un ser querido.

     Palabras clave : Intento de suicidio, Epidemiología, Servicio de Urgencias.

INTRODUCCION

     Cuando se afronta cualquier tipo de estudio sobre el suicidio, es importante la diferenciación entre suicidio consumado y tentativa de suicidio sin resultado de muerte.

     Las tentativas de suicidio presentan una frecuencia mayor (10-20 veces) que los suicidios consumados, y por lo tanto son las más frecuentemente atendidas en un servicio de urgencias médicas, representando según algunos estudios el 3,2% del total de admisiones de un hospital (Modestin 1990). Por otra parte es sobradamente conocida la dificultad de separar ambas entidades, a pesar de que desde los años 60 se consideran sucesos diferentes, pues solamente un 1-2 % de las tentativas se convierten, anualmente, en suicidios consumados (Robins 1969). Las primeras décadas de la vida, el sexo femenino y el diagnóstico de trastorno de personalidad o neurosis orientan hacia la tentativa, pero no siempre una conducta verdaderamente suicida termina en suicidio consumado, y una tentativa suicida puede acabar en fatal desenlace.

     Desde la Obra de Durkheim se toma en consideración la dimensión sociocultural del suicidio, a veces enfrentada a la teoría individual y biológica y otraas considerada en relación con la misma actuando como factor desencadenante y modulador.

     El presente estudio trata los suicidios y tentativas atendidos por el Servicio de Urgencias del Hospital Xeral de Galicia durante el año 1990, desde una perspectiva principalmente descriptiva, con el fin de determinar en nuestro medio la tipología de la urgencia por conducta suicida, en base a parámetros clínicos y sociodemogáficos.         

MATERIAL Y METODOS

     Este estudio ha sido realizado en el Hospital Xeral de Galicia, que atiende a una población cercana a los 500.000 habitantes. A todos los pacientes con intento de suicidio, que acudieron al Servicio de Urgencias durante el año 1990, les hemos aplicado un protocolo de recogida de datos en los que se incluía :

     Los resultados se expresan en porcentaje para las variables cualitativas y en media +/- desviación estándar para las cuantitativas. Como pruebas de comparación hemos utilizado el chi cuadrado, la U de Mann-Whitney y un análisis de correspondencias.

RESULTADOS

     En total se han atendido 145 intentos de suicidio, 4 de los cuales se habían consumado.

     Edad y sexo. El 62% eran mujeres y el 38% hombres, de edades comprendidas entre 14 y 83 años. La edad media en los varones era de 29,5 +/- 14,5 y en las hembras de 25,5 +/- 11,3 (p=0,009). 

 

Fig. 1. Distribución de los casos según los días del mes

Fig. 2. Distribución mensual del número de casos

Fig. 3. Distribución semanal del número de casos

Fig. 4. Distribución según la hora de llegada al Servicio de Urgencias

     Estado civil. El 63% eran solteros, 32% casados y el 5% viudos o separados-divorciados.

     Data y hora. La distribución por los días del mes aparece reflejado en la figura 1. Por meses (Figura 2), aparece un incremento en los meses de febrero, mayo y junio (p=0,068). Por días de la semana, sábado, domingo y lunes, aparecen como los días de mayor incidencia (p=0,059) (Figura 3). La mayor frecuentación en el servicio de urgencias se observa entre las 13-16 horas y las 22-23 horas (Figura 4).

     Ambito. Aproximadamente la mitad de los casos se distribuyen por igual en el medio urbano y rural.

     Tipo de intento. Se utilizaron métodos cruentos en 27 ocasiones (19,1º%), tratándose de heridas superficiales en 11 casos. En el 114 (80,9%) se utilizaron métodos no cruentos, de los que la gran mayoría correspondieron a ingesta medicamentosa (Tabla I). Los fármacos más utilizados aparecen en la Tabla II. El 87,5% de las mujeres y el 69,8% de los hombres utilizan los métodos no cruentos (p=0018). 

Tabla I

Métodos empleados según sexo y porcentaje

 

Sexo

Mujer

Hombre

 Ahogamiento

  1

1,1%

   
 Ahorcamiento    

6

10,9%

 Precipitación

2

2,2%

   
 Intoxicación por butano

1

1,1%

   
 Vehículos

1

1,1%

1

1,8%

 Armas de fuego

1

1,1%

1

1,8%

 Heridas superficiales

6

6,6%

5

9,1%

 Inyección de insulina

1

1,1%

   
 Arma blanca (grave)    

2

3,6%

 Ingestión medicamentosa

75

83,3%

35

63,6%

 Ingestión de objetos

 

 

1

1,8%

 Ingestión de venenos    

2

3,6%

 Otros

2

2,2%

2

3,6%

Tabla II

Ingestión medicamentosa : distribución por sexo y porcentaje

 

Sexo

Mujer

Hombre

 Ansiolíticos

29

39,7%

18

51,4%

 Antidepresivos

13

17,8%

3

8,6%

 Neurolépticos

6

8,2%

4

11,4%

 Otros psicofármacos

3

4,1%

1

2,9%

 Analgésicos

10

13,7%

4

11,4%

 Venenos    

2

5,7%

 Otros

12

16,4%

3

8,6%

     Factor precipitante. En 83 pacientes se conocía el motivo desencadenante del intento de suicidio, siendo los conflictos con seres queridos y los problemas de salud psíquica (incluidos el alcoholismo y la drogadicción en este apartado) los más frecuentes (Tabla III).

     Nivel de conciencia. Siguiendo la escala de Glasgow, 128 (88,1%) tenían una puntuación igual o superior a 14, 10 (7%) entre 6 y 13, y 7 (4,9%) inferior a 5, de los cuales uno había fallecido antes de ser atendido por el Servicio de Urgencias.

     Estudio toxicológico. En la tercera parte de los casos se realizó estudio toxicológico, que resulto positivo por ingesta de fármacos en el 78% y para alcohol el el 18%

     Ingreso. La mayoría de los pacientes fueron dados de alta a su domicilio (72,4%). La relación de los servicios en que fueron ingresados los restantes pacientes aparece en la tabla IV. Ingresan el 55% de los que utilizan métodos cruentos, y el 20% de los no cruentos (p=0,0005).

Tabla III

Desencadenantes reconocidos en la tentativa de suicidio

Distribución por sexo y porcentaje

 

Sexo

Mujer

Hombre

 Salud psíquica

12

22,2%

16

55,2%

 Conflicto con ser querido

33

61,1%

9

31,0%

 Pérdida ser querido

1

1,9%

2

6,9%

 Problema ocupacional

 

 

2

6,9%

 Salud física

2

3,7%

   
 Estudios

6

11,1%

   

Tabla IV

Distribución por sexo de los ingresos hospitalarios en pacientes con tentativa de suicidio

 

Sexo

Mujer

Hombre

 Domicilio

76

84,4%

29

52,7%

 Psiquiatría

9

10,0%

12

21,8%

 Alta voluntaria

 

 

2

3,6%

 UCI

1

1,1%

5

9,1%

 Traslado a otro centro

1

1,1%

1

1,8%

 Cirugía

2

2,2%

5

9,1%

 Medicina Interna

1

1,1%

1

1,8%

Tabla V

Frecuencias observadas en los intentos de suicidio para las variables sexo, grupo de edad, estado civil, método utilizado e ingreso hospitalario

Sexo

Edad

E. civil

Método

Alta

Ingreso

Total

Mujer

Joven

Soltera

Cruento

4

0

4

Incruento

43

4

47

Casada

Cruento

0

1

1

Incruento

6

0

6

Separada

Cruento

1

0

1

Incruento

0

0

0

Adulto

Soltera

Cruento

1

1

2

Incruento

3

0

3

Casada

Cruento

2

1

3

Incruento

12

6

18

Separada

Cruento

0

0

0

Incruento

1

1

2

Hombre

Joven

Soltero

Cruento

3

5

8

Incruento

13

3

16

Casado

Cruento

0

1

1

Incruento

1

1

2

Separado

Cruento

0

0

0

Incruento

0

0

0

Adulto

Soltero

Cruento

0

2

2

Incruento

4

2

6

Casado

Cruento

1

1

2

Incruento

5

5

10

Separado

Cruento

0

1

1

Incruento

1

1

2

Total

         

137

Casos incompletos

 

       

8

     Tras análisis de correspondencias entre la edad, sexo, estado civil, método utilizado e ingreso hospitalario, se delimitan claramente, un grupo de mujeres que utilizan métodos incruentos y son enviadas a su domicilio tras una primera intervención de urgencias, frente a otro grupo de varones que utilizan métodos cruentos y precisan de internamiento hospitalario (Fig. 5 y Tabla V).

Fig. 5. Correspondencias entre sexo, edad, estado civil, método utilizado e ingreso hospitalario

DISCUSION

     En nuestra muestra hay un predominio de mujeres, al igual que sucede en otros estudios similares (Villasana, 1990) que analizan tentativas de suicidio, atendidas en un servicio de urgencias. Este dato contrasta con los estudios que analizan los suicidios consumados, en donde predominan los varones, explicándose este predominio por una mayor impulsividad y una mayor frecuencia en la elección de métodos cruentos. En nuestra muestra también predominan los varones en métodos cruentos (Tabla I).

     La edad también diferencia las tentativas de suicidio del suicidio consumado, pues tanto en nuestro estudio como en otros que analizan las tentativas (Hernández, 1989, Villasana 1990) predominan los jóvenes, hecho que no se aprecia en los trabajos que analizan suicidios consumados (Agudo, 1990; García, 1991).

     El predominio de solteros en nuestra muestra se encuentra ligado a la mayor frecuencia de edades jóvenes.

     La mayor frecuencia de tentativas en los meses previos al verano (Mayo y Junio), se encuentra también en estudios de suicidio consumado (Agudo 1990), pero el pico que se aprecia en el mes de febrero no. Este dato se repite en el estudio de Hernández (1989) sobre tentativas de suicidio.

     El hecho de que se produzcan mayor número de tentativas en el fin de semana en nuestra muestra, podría estar relacionado con un mayor contacto con pareja o amigos, ya que es el conflicto con el ser querido uno de los desencadenantes más frecuentes, de todos modos este dato entra en contradicción con los resultados de estudios similares, donde la mayor frecuencia se produce en día de semana (Villasana, 1990; Massing, 1985).

     En concordancia con los estudios anteriormente mencionados, son los métodos incruentos los utilizados con mayor frecuencia y los que presentan una menor gravedad, requiriendo ingreso en escasas ocasiones, en contraposición a lo que ocurre con los métodos cruentos).

     En conclusión atendiendo a los resultados de nuestro estudio y en base al método estadístico de análisis de correspondencias, el prototipo de paciente atendido en urgencias con tentativa de suicidio : es una mujer joven con ingesta de psicofármacos tras conflicto con ser querido, quien se remite a domicilio tras estudio y terapéutica de urgencia.

BIBLIOGRAFIA