Tapones de cerumen : lavado de oídos
Novedades

Tapones de cerumen : lavado de oídos.

Autor: Enferurg.

 

INTRODUCCIÓN

     En condiciones normales, nuestros oídos está protegidos de agresiones externas por una capa de cerumen, producido en glándulas del conducto auditivo. En muchas ocasiones, la manipulación del mismo con bastoncillos u otros objetos puede llevar a una dolorosa impactación de la cera sobre el tímpano, pérdida de audición o infecciones del oído.  

     El conducto auditivo externo tiene forma de reloj de arena, con un estrechamiento en el ámbito de la unión de su tercio medio con el interno. En la parte externa del conducto se sitúan las glándulas productoras de cera. Por tanto, la cera no se forma en la parte más interna, y su presencia a ese nivel se suele deber a manipulaciones realizadas por el propio paciente. Este tipo de maniobras (uso inadecuado de bastoncillos de algodón, etc.), además de ser normalmente inútiles para la extracción de cerumen, hacen que este se introduzca aún más en el oído,  pudiéndose dañar la piel del conducto, que a este nivel es fina y frágil. 

     La existencia de cerumen en cantidades normales es útil como protección del oído y su ausencia puede provocar picor y oídos secos. La mayoría de las veces, es propio oído tiene mecanismos de autolimpieza, que consiste en una lenta migración de los restos de piel descamada y de la cera hacia el exterior, por tanto, bajo circunstancias ideales, no deberíamos limpiarnos los oídos. Sin embargo, cuando la cera se acumula en gran cantidad, bloquea el conducto y produce dolor y pérdida de audición. Entonces el médico debe extraerla bien lavando el oído o bien utilizando instrumentos especiales bajo visión microscópica. También se pueden prescribir gotas para ablandar la cera. 

     Es muy importante antes de la extracción de la cera peguntar al paciente sobre la existencia de perforaciones timpánicas o de problemas de oído previos. En caso de perforación nunca debemos manipularnos el oído ni usar ningún tipo de gotas, excepto bajo prescripción médica. Si tenemos dudas sobre si el tímpano está perforado, debemos consultar con un especialista. 

     Muchos de los conceptos erróneos acerca de la cera de los oídos, persisten. Por ejemplo : 

  • No causa sordera, aunque puede bloquear temporalmente la audición si no se limpia.

  • La acumulación de cerumen no es signo de una higiene deficiente.

  • Lo más importante: no necesita ser extraída diariamente.

 

PROTOCOLO DE EXTRACCIÓN DE TAPONES DE CERUMEN (LAVADO DE OÍDOS)

INICIACIÓN

     El Facultativo tras descartar las posibles CONTRAINDICACIONES que se citan a continuación, informará al paciente de los efectos negativos sobre la salud de los tapones de cerumen, y de los posibles efectos secundarios de ésta técnica, enviará al paciente a Enfermería, donde será citado para la extracción del tapón.

CONTRAINDICACIONES

  • Otitis Media y Externa, hasta que se resuelva.

  • Sospecha de perforación timpánica.

  • Historia de Otitis Crónica y Supurada.

  • Heridas recientes de Tímpano y Conducto Auditivo Externo.

  • Presencia de Cuerpos Extraños.

     En todos los casos anteriores se derivará a O.R.L.

PREPARACIÓN DEL PACIENTE

  • El Médico informará a éste que deberá reblandecer el tapón instilando Agua Oxigenada al 3% (rebajada con agua hervida al 50%), o cualquier preparado disolvente del cerumen en el conducto. Se recomendará la instilación de las gotas de tres a cuatro veces, los dos días anteriores a la extracción. 

  • En Enfermería será citado el paciente y se reforzará lo dicho anteriormente por el Médico y se le informará sobre la Técnica.

MEDIOS MATERIALES

  • Agua a temperatura corporal.

  • Bateas rectangular y arriñonada..

  • Jeringa metálica otológica.

  • Cánulas otológicas limpias y esterilizadas.

  • Otoscopio, y espéculos auriculares limpios y esterilizados.

  • Pinzas otológicas limpias y esterilizadas.

 

PROCEDIMIENTO

OTOSCOPIA

     Es la exploración del C.A.E. ( Conducto Auditivo Externo), Tímpano e indirectamente del Oído Medio. 

     Procederemos a rectificar la curvatura fisiológica del C.A.E mediante tracción de la porción superior del Pabellón auricular hacia arriba y atrás. En lactantes y niños hacia abajo y atrás, ( el C.A.E es más corto y la porción cartilaginosa presenta una forma de hendidura). Seguidamente se introduce el espéculo a través de la porción cartilaginosa hasta llegar al eje de la porción ósea del C.A.E.  

     Esto último debe hacerse de manera prudente y sin formar ángulos agudos en su extremo pues es relativamente cortante. 

     También debe evitarse el contacto con las paredes de la porción ósea del C.A.E.,( pues éstas son muy sensibles y pueden lesionarse con facilidad) y los desplazamiento innecesarios hacia delante y atrás.

LAVADO

  • Se realizará previa Otoscopia.

  • Se cargará la jeringa otológica con agua templada.

  • El paciente estará sentado con una toalla de papel en el cuello, para evitar en lo posible que se moje con el agua. En el caso de niños pequeños éstos estarán sentados en las piernas de un familiar o ayudante, y si no colabora se le sujetará firmemente cuerpo, cabeza y brazos.

  • Se sujeta el Pabellón Auricular con los dedos índice y pulgar, y al mismo tiempo se introduce la cánula ligeramente (entre 5 y 7 mm) sosteniendo la parte anterior de la jeringa con el dedo medio que estará perpendicular a la cabeza, de tal manera que la fuerza que mueve el émbolo hacia delante, no pueda transmitirse al cuerpo de la jeringa y por consiguiente, la cánula no se introduzca más hacia el interior del C.A.E.

Esta parte de la Técnica es MUY IMPORTANTE y su no realización implica casi siempre dolor al paciente y posibles complicaciones.

Por último se inyecta el agua con cierta energía, dirigiéndola hacia la zona de contacto entre la pared del conducto y el tapón, buscando aberturas que faciliten el despegamiento. Se le pedirá al paciente que en caso de dolor lo haga notar. 

  • Si el tapón no sale después de tres emboladas, se observará con el otoscopio, y si sigue fijado al Conducto o Tímpano se citará al paciente dos días más tarde indicándosele que se instile otra vez gotas solventes ( p.e. Otocerum,...) en el C.A.E.

  • Una vez se crea haya salido completamente el Tapón, mediante otoscopia se verá el Conducto y Tímpano por si hubiera alguna anomalía, y de existir se derivará al Facultativo.

 

ALTERNATIVAS

      La alternativa a la extracción mediante el método tradicional es la derivación al nivel especializado (otorrinolaringólogo), para que el tapón de cerumen le sea extraído mediante aspiración.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES

  • La extracción mediante el método tradicional (chorro de agua), en su Centro de Salud, se le realizará a partir del 2º ó 3º día de instilarse gotas en el conducto auditivo para ablandar el tapón.

  • La derivación al Especializado, tiene el inconveniente de las listas de espera. La derivación a Urgencias tiene el inconveniente de la saturación por una patología no urgente.

RIESGOS

     El procedimiento de extracción es una técnica "a ciegas" , al no poder visualizarse a causa del tapón el Tímpano y el Oído Medio, por lo que pueden preexistir o derivarse complicaciones tales como: perforación timpánica, infección, náuseas, vómitos, dolor, mareos, vértigos, trastornos del equilibrio, sangrado y acúfenos,. Estas complicaciones tienen una incidencia muy baja.